Mecanismos

ORIGINAL Y MISTERIOSO

La cuerda se carga automáticamente por medio de un contrapeso, con cada movimiento de la muñeca y sin necesidad de pilas, cuando la persona que porta el reloj mueve la mano por ejemplo al caminar. La mayoría de los relojes mecánicos actuales son automáticos, por lo que el término "mecánico automático" se abrevió a automático. Los relojes automáticos suelen disponer de una duración de carga de entre 42 y 52 horas. Debido a la falta de pila no deben ser abiertos, disminuyendo así los problemas asociados a la apertura y cuidado de lo selladores de la caja y tapa trasera, esto mejora la capacidad para resistir el agua, evita el acceso de polvo en el mecanismo o dial y daños ocasionados en el mecanismo al reemplazar la pila.

Su exactitud es más o menos idéntica a la de los relojes mecánicos.


PRECISIÓN EXTREMA

Creado en la segunda mitad del siglo XX, se basa en las propiedades vibratorias únicas del cuarzo, se caracteriza por poseer una pieza de cuarzo que sirve para generar los impulsos necesarios a intervalos regulares que permitirán la medición del tiempo.

Una pila en miniatura da la energía de movimiento a esta maquinaria de precisión, como resultado crea un conjunto de maquinaria de tamaño compacto. Esta reducción de tamaño abrió a fabricantes y desarrolladores de relojes un sinfín de posibilidades para hacer interpretaciones nuevas y más estilizadas. Las pilas que integran la maquinaria de cuarzo son de larga duración y se recomienda su substitución cada 2 años.

Los movimientos de la maquinaria de cuarzo son extremadamente precisos mediante vibraciones a una frecuencia de 32 768 Hertzios, que da lugar a una exactitud inferior a un minuto al año.

SENCILLO Y PRECISO

Reloj con base de tiempos electrónica que carece de manecillas. El reloj digital presenta la hora en un display digital en numeración decimal. Estos relojes disponen de calendario, este se presenta a través de su pulsador que varia el modo de presentación en modo hora o calendário.

La exactitud del reloj depende de la base de tiempos de su oscilador, que a partir de una referencia genera una señal periódica, la frecuencia de tiempo.

Esta frecuencia pasa al módulo de presentación, de carácter electrónico, donde otros divisores van separando los segundos, minutos y horas para presentarlas mediante el display digital estos leds puenden ser de multitud de colores.